Las 8 mejores aplicaciones del tiempo

Aplicaciones del tiempo

Hay determinadas épocas en las que estamos deseando saber qué tiempo va a hacer porque queremos que llueva, porque queremos que haga sol o porque queremos saber si va a hacer viento o si va a helar. Cuando hay sequía o cuando no para de llover se convierte casi  en adictivo.
En realidad, estamos todo el tiempo pendientes del tiempo, de las condiciones meteorológicas y de las previsiones a corto, medio y largo plazo.
Antes solo teníamos la información de la tele, la radio, las cabañuelas y la experiencia según el tipo de nubes, la dirección del viento y poco más. Desde que se ha ido extendiendo el uso del móvil las aplicaciones del tiempo son de las más utilizadas, incluso para saber cómo hace en tiempo real. De todas ellas he elegido las 8 que a mí me parecen mejores. 
Son estas:

Cuentas de cereales de secano

Las cuentas de los cereales de secano

Una parte que me queda de la campaña del año pasado es echar las cuentas para ver si interesa o no sembrar, y si es que sí, qué sembrar. Para ello solo voy a tener en cuenta los gastos en el cultivo, dejando fuera los gastos fijos, generales y de amortización pues van a ser los mismos.
Tendré en cuenta los siguientes datos: labores, precio de semilla, abonado y herbicida. Y los compararé con los rendimientos, precios y total de ingresos.

Resultados de dos variedades de trigo y una de centeno

Trigo craklin

Se acerca la época de siembra y aunque está decidido, en gran parte, cómo y cuándo se va a sembrar, siempre andamos pensando y estudiando otras posibilidades. 
En la entrada que hice en invierno estuve contando lo que había sembrado para esta campaña 2017-2018. Se puede ver entrando en dos variedades de trigo y una de centeno y ahí se quedó la duda de cómo irían los cultivos teniendo en cuenta que se habían sembrado habiendo caído solo 30 litros/m2.
Bueno, pues la primavera fue lluviosa, casi de más o quizás a destiempo o no todo lo bien que debiera haber sido porque tanto el trigo como el centeno no ahijaron bien quizás debido a que el agua lavó el abono o que no hizo suficiente sol, no está claro. El caso es que los resultados fueron un 20 % menos para trigo y un 30% menos para centeno que un año "normal".
En la entrada anterior me quedé en lo que había sembrado y cómo. Ahora diré el abonado que hice, los tratamientos herbicidas y los resultados.

Cómo hacer un buen abonado

Cómo hacer un buen abonado

Para hacer un buen abonado mineral hay que tener en cuenta las extracciones de los cultivos.
En un suelo hay los elementos esenciales para el crecimiento de las plantas pero no siempre en las cantidades adecuadas para obtener una buena cosecha. Por eso se hace necesario echar mano del abonado.
Cuando estamos usando las mismas parcelas durante mucho tiempo o bien si hemos decidido empezar a cultivar en otras, es fácil saber cómo está el nivel de fertilidad del suelo haciendo un análisis. Con estos datos de partida y con el cultivo que queremos realizar sabremos cómo es nuestro suelo y si se adapta a las necesidades de las plantas que vamos a poner.
Si se trata de cultivos anuales o, más importante, de cultivos plurianuales, debemos llegar a un nivel medio de fertilidad, bien en un año o en varios. Para ello hay varias posibilidades pero no es el tema que hoy quería tratar.
Si partimos de un nivel medio de fertilidad del suelo o estamos en un programa de mejora, nuestro abonado se va a basar en las extracciones de los cultivos para poner a disposición de la planta lo que va necesitar dependiendo de las producciones previstas.
Como bien sabemos, según se va aumentando la dosis de abonado van mejorando las producciones hasta un punto en el cual, no solo no suben o se estancan sino que bajan. Ésto unido al elevado precio de los abonos hace que nos planteemos seriamente abonar de manera adecuada.
El cálculo del abonado mediante la extracción de los cultivos es sencillo, práctico y fácilmente aplicable.
Pondré algunos ejemplos.

Plagas de los cultivos

Plagas de los cultivos

Poco a poco se aproxima la primavera y desgraciadamente empiezan los problemas en los cultivos.
Conforme se van desarrollado las plantas aparecen algunos ataques de insectos que pueden poner en peligro o mermar considerablemente la cosecha final.
No hace tanto tiempo tuvimos el problema de la Nefasia en los cereales, que ha quedado como permanente en determinadas zonas después de extenderse durante unos años y retraerse en los últimos. O los áfidos en los campos de colza, uno de los cultivos alternativos de que se dispone en los secanos cerealistas. Aunque los secanos no suelen ser grandes afectados por los insectos, en casos puntuales ha de prestárseles atención, pues no es solo cuestión de tener veneno para matar chinches.

Dos variedades de trigo y una de centeno

Trigo cereales cultivo

Este año he sembrado dos variedades de trigo y una de centeno. En trigo han sido Andelos R-1 y Craklin R-2 y en centeno el híbrido Allawi.
Las condiciones de siembra no han sido las mejores porque ha llovido poco en septiembre y octubre pero ha sido suficiente para poder voltear con vertedera las parcelas que he sembrado de trigo, eso sí, con el suelo seco debajo y en algunos sitios más pesados sin profundizar mucho. Antes de levantar ya había dado un pase de cultivador para mejorar el infiltrado de agua de lluvia y eliminar algunas malas hierbas. En el caso del centeno se han dado 2 pases de cultivador y se ha sembrado.